Cómo elegir una puerta de seguridad

Llevamos días viendo como nuestros familiares y vecinos, poco a poco, aseguran sus viviendas con medidas de seguridad, ya sea con cerrojos, reforzando la cerradura o cambiando el tipo de puerta por otra blindada o acorazada.

Con todos estos cambios, llega un momento en el que te das cuenta que, al final, tu casa es la que más desprotegida se queda y, por lo tanto, la que más opciones tiene de ser vulnerada.

Ante semejante situación piensas en cuantas veces has mirado por tiendas o por Internet puertas de seguridad pero nunca te has decantado por realizar esa inversión, quizás por cuestiones económicas o, simplemente, porque no sabías que puerta de seguridad elegir.

Si piensas que una buena puerta de seguridad es muy cara, estás equivocado, nuestras puertas de seguridad son de las mejores en relación calidad / precio del mercado.

¿Entonces? Genial, sigamos con tu segundo problema:

¿Qué puerta de seguridad deberías escoger?

En nuestra cerrajería vamos a recomendarte qué es lo que debes valorar más a la hora de mirar una puerta, tenga el coste que tenga, sea acorazada o blindada.

Lo primero, consulta  siempre en empresas de reputación y con experiencia en el mercado, asimismo, asegúrate que las personas que te atiendan sean profesionales y, sobre todo, sepan de lo que están hablando. ¡A día de hoy hay mucho intrusismo en el sector!

Después, presta especial atención a los puntos fuertes de la puerta, es decir, en las medidas de seguridad que ofrece y en qué te beneficiará esa puerta frente a otro modelo. ¡En cuestiones de seguridad no es recomendable contar el euro!

Además, es muy importante saber elegir qué número de pestillos necesitamos, el número de vueltas de la cerradura y, sobre todo, qué clase de bombillo dispone la puerta.

Para aquellos que no sepáis que es un bombillo, el bombillo es la pieza clave de seguridad en una puerta acorazada. De nada sirve instalar una puerta acorazada si el bombillo no es seguro.