Cómo evitar que las cerraduras se atasquen

El atasco de la cerradura de la puerta es una de las razones más frecuentes para llamar a un cerrajero. Seguro que conoces algún caso cercano, si no lo has padecido en tus propias carnes. El escaso uso, la falta de lubricación y la oxidación del bombín o la llave son las causas principales que provocan este tipo de incidentes. Si notas que ésta no entra o aquél no gira, es probable que tu sistema de apertura esté atascado. En tal caso, te verás obligado a acudir a un servicio de cerrajería, para poder acceder al inmueble en cuestión. Pero, ¿qué hacer para no llegar a tal extremo?, ¿cómo prevenir este tipo de problemas?. Ahí van algunos consejos básicos:

  • Lubricación

Lubricar la cerradura es fundamental si deseamos librarnos de atascos en el futuro. El grafito es un lubricante sólido que evita la acumulación de partículas. Suele utilizarse en engranajes y bisagras y no tiene carácter graso. Se comercializa en cánulas, que permiten el inyectado en las ranuras del sistema. El grafito es de color gris oscuro y posee gran durabilidad y resistencia.

También pueden emplearse aerosoles específicos para esta finalidad. No obstante, conviene leer detenidamente las instrucciones de uso de estos productos, antes de proceder a su aplicación, para evitar daños en la puerta.

Pero no hace falta recurrir a productos costosos para lograr una adecuada lubricación de la cerradura. La vaselina o el aceite, administrados periódicamente sobre la zona de contacto, pueden ser una magnífica solución. Igualmente, pintar con mina de lápiz los dientes de la llave e introducirla en la cerradura es una eficaz alternativa en caso de atascos leves.

atasco-cerradura

El aceite de parafina puede adquirirse en cualquier farmacia, se emplea en la fabricación de velas e, igualmente, es un buen remedio de lubricación para llaves y bombines. Debes sumergir las llaves en agua caliente y, acto seguido, hacerlo en la parafina. Realizando esta operación varias veces pueden lograrse excelentes resultados.

  • Instalación de puertas sin llaves.

Es de Perogrullo, pero la mejor solución para evitar los atascos en las cerraduras es prescindir de éstas y de las llaves. Las nuevas tecnologías se encaminan en esta dirección. Las puertas inteligentes en organismos oficiales u hoteles ya son una realidad. La RFID (Identificación por radiofrecuencia) está logrando sustituir los bombines y las llaves por tarjetas y llaveros. Además de ganar seguridad, los problemas consustanciales a los mecanismos tradicionales desaparecen.

Si todas estas acciones preventivas fallan, la solución al problema sólo puede estar en manos de un cerrajero profesional. Recuerda que Unceta Cerrajeros en Zaragoza es una empresa familiar con más de 30 años de servicio y experiencia. Dispone de un plantel de experimentados cerrajeros para atenderte las 24 horas del día, todos los días del año.